,

Consejos para tener unos buenos apuntes

Todos hemos tenido ese compañero en clase que siempre está atento y que toma unos apuntes fantásticos, claros y con buena letra. Si tenemos suerte, es posible que hasta nos los deje copiar, pero ésta no es la solución: debemos ser nosotros mismos los que tomemos los apuntes, ya que nos mantiene atentos en clase y hace que interioricemos antes los contenidos que tenemos que estudiar para los exámenes finales.

Entonces, la cuestión es, ¿cómo puedo tomar unos buenos apuntes?

Consejo 1: Identifica lo importante

El primer paso es escuchar al profesor y seleccionar los conceptos más importantes, en los que haya hecho hincapié el profesor, ya sea enfatizando una palabra en concreto o repitiendo lo mismo varias veces. Tomar apuntes no significa transcribir todo lo que sale de la boca del profesor ni batir un récord de palabras por segundo, sino entender aquello que se está explicando y sintetizarlo en un papel con nuestras propias palabras.

Consejo 2: Estructura y orden

Muchos creen que lo mejor es tener unos apuntes impecables, con una letra clara y redondita. Sin embargo, muchos de nosotros no hemos tenido la suerte de nacer con una letra clara y una mente súper organizada. La finalidad de unos buenos apuntes es que los entendamos nosotros, no el resto de los compañeros. Para conseguirlo, es recomendable respetar un orden, relacionar conceptos mediante flechas y dejar espacios a los márgenes para poder tomar anotaciones en un futuro.

Consejo 3: Entonces, ¿los paso a limpio o no?

Eso depende del caso particular de cada uno. Pasar los apuntes a limpio para que ‘queden más bonitos’ no sirve de mucho, mientras que si decidimos hacerlo para añadir más información o para resolver dudas entonces sí que puede sernos útil. También puede ayudarnos a repasar lo que hemos hecho en clase, ya que es como una segunda lectura del temario.

Consejo 4: Utiliza abreviaturas

Las abreviaturas son herramientas muy útiles para ahorrarnos algo de tiempo mientras escribimos. Algunos ejemplos son:

Más: + Menos: – Ejemplo: ej Mayor que: > Menor que: < Por: x

Al final, tomar unos buenos apuntes no es tan complicado. Siguiendo estos consejos, nuestros apuntes mejorarán día a día y, con suerte, nuestras notas.

Fuente: www.etitulo.com

,

Los diez mandamientos del buen estudiante

Los diez mandamientos del buen estudiante:

Te presentamos un breve compendio de las diez normas fundamentales para optimizar el rendimiento de un estudiante.

-Disponer de una habitación tranquila, alejada de cualquier elemento de distracción, con una mesa y una silla con respaldo, adecuadas ambas a nuestra altura.

-Organizarse previamente para tener en ese escritorio todo lo necesario para estudiar: libretas, apuntes, libros, iPads…

-Establecer un plan de estudio semanal factible, adecuándolo a nuestras otras obligaciones personales.

-Decidir el horario de estudio con la premisa de que sean momentos del día en que estemos descansados y concentrados.

-Establecer periodos de descanso breves, de unos 10 minutos, para no saturar nuestra mente.

-Conviene concederse un tiempo de descanso al regresar del colegio o universidad e, inmediatamente después, estudiar.

-No ver la televisión antes de estudiar ni durante los tiempos de descanso. La televisión es un elemento distractor que absorbe la concentración y reduce la capacidad de aprendizaje.

-Abordar las tareas más exigentes al principio y dejar las más sencillas (subrayar temas, realizar esquemas…) para más tarde, cuando probablemente estemos más cansados.

-Cumplir el hábito de estudio diario para evitar sesiones intensivas de estudio los días previos al examen, lo cual induce a bloqueos y perjudica la capacidad de asimilación y comprensión natural.

-Cuidar la parte fisiológica, en base a tres premisas fundamentales: dormir bien (un mínimo de ocho horas diarias), comer bien (una dieta rica y variada que incluya verdura, pescado y fruta) y realizar ejercicio físico a menudo.

Ahh y recuerda que la norma principal del estudio es ponerse a estudiar 🙂

,

14 claves para afrontar con éxito un examen

Lo primero a aclarar es que no existen atajos para nadie: para resolver con éxito un examen hay que dedicarle horas al estudio y esforzarse. En realidad, ese aspecto, la importancia del esfuerzo, es una lección clave para el resto de la vida que tenéis por delante. Aunque, más allá de este apunte elemental, sí podemos destacar algunas claves interesantes para solventar un examen con una buena nota.

, , ,

El valor del esquema en el estudio

El esquema es un elemento fundamental en cualquier proceso de estudio. Se entiende por esquema “la síntesis ordenada y lógica de las ideas de un tema presentada de un modo visual, conciso e intuitivo, lo que permite la comprensión rápida de su estructura global”.

, ,

¿Recuerdas cuando escribiste tus primeras palabras?

Tal vez no puedes describir los momentos exactos, pero seguramente sí puedes recordar si te gustaba, a la maestra o maestro que te enseñó, el olor de la tinta, el papel, el tipo de cuadernos que usabas…