BRAINWRITING

BRAINWRITING

Si trabajas en una oficina es muy probable que hayas participado en un brainstorming, que es una herramienta de trabajo muy común para obtener ideas. ¡Pero no es la única! Por eso, queremos presentarte el brainwriting, otra técnica creativa que permite generar ideas nuevas de todo el equipo sin temor a ser juzgados y con mayor productividad.

El brainwriting es una técnica de gran potencial para el desarrollo de ideas y, es particularmente útil con un grupo de personas que son más tímidas y que es poco probable que ofrezcan sus ideas en una sesión grupal abierta, como en la lluvia de ideas. Al igual que en el brainstorming, es importante establecer unos tiempos para su desarrollo. Asumiendo que no podremos conseguir todas las ideas que nos gustarían pero sí un gran número de ellas.

Lo decía el Premio Nobel de la Paz y también Nobel en Química, Linus Pauling: “La única forma de tener buenas ideas es tener muchas ideas”. 

 

Esta técnica de creatividad grupal es muy utilizada en marketing, publicidad, diseño, redacción y desarrollo de productos.

El brainwriting es una mezcla de dos términos. Cerebro (brain) y Writing (escritura). De esta manera, el proceso implica que los participantes saquen una hoja de papel y empiecen a escribir. Dejando, al igual que en un proceso de brainstorming, que las ideas fluyan con fuerza.

Diferencias entre el brainstorming y el brainwriting

El brainwriting y el brainstorming coinciden en su propósito: generar ideas sin filtro. Estas herramientas están al servicio de la creación del mayor número de ideas posibles. Buscando que sean diferentes, creativas y permitan llegar a soluciones distintas a las habituales.

A pesar de compartir este principio fundamental, podemos establecer algunas diferencias entre los dos sistemas de generación de ideas:

  • En el brainstorming, los participantes van diciendo las ideas en grupo. En el brainwriting, cada parte del proceso se lleva a cabo de forma individual.
  • El brainstorming, unas ideas pueden construirse sobre otras. De forma caótica y según van surgiendo. En el brainwriting, todo queda recogido en el papel. Valoraciones de las ideas incluidas.
  • El brainwriting suele ser un proceso más corto. 

¿Por qué la escritura de ideas vence los inconvenientes de la lluvia de ideas?

  1. Adiós a los graciosos
  2. Desaparece el acaparador
  3. Todas las ideas valen igual
  4. El proceso de pensamiento individual no se interrumpe

Saber que tienes tu ocasión para pensar y tu espacio para discutir, mejora el rendimiento creativo.

Cómo se lleva a cabo un proceso de brainwriting

Para llevar a cabo una sesión perfecta de brainwriting, tendrás que seguir los siguientes pasos:

1) Elige un facilitador, que será quien conduzca la dinámica.

 

2) Sienta al resto de participantes en una mesa redonda. El número perfecto de personas para este proceso es de entre cinco y ocho como mucho.

 

3) El facilitador escribirá en un papel grande y a la vista de todos el problema/reto sobre el que váis a trabajar. También repartirá un taco de hojas con un tamaño A4 o A5 a cada uno de ellos y un rotulador.

 

4) Una vez que todos los participantes tienen papel y rotulador, pondrán en común lo que entienden por el problema. Para que todas las soluciones estén alineadas con él.

 

5) El facilitador explicará la dinámica a los participantes, y establecerá un tiempo para la primera fase. Por ejemplo 4 minutos. En ese periodo, cada participante escribirá tres ideas en una de las hojas que se les han repartido. Pasado ese tiempo, le darán el papel a la persona que tienen a su derecha. De modo que todos ellos tendrán una hoja de otra persona consigo con tres ideas.

 

6) A partir de ese momento, los participantes tendrán que escribir nuevas ideas o comentarios en cada hoja que reciben. El  tiempo será más corto que en la primera fase, por ejemplo 2 minutos. Transcurrido ese tiempo, pasarán la hoja y recibirán de nuevo otra de su compañero de la izquierda. Repetirán el proceso hasta que todas las personas del grupo hayan escrito ideas sobre la de todos. Si necesitan más papel, podrán utilizarlo, uniendo las hojas.

 

7) Por último, todas las ideas se pondrán sobre la mesa. A partir de este momento, se explicarán, debatirán y evaluarán. Pasando a elegir las mejores o a tomarlas como fuentes de inspiración sobre nuevas ideas futuras.

¡A comenzar tu sesión de brainwriting! No pierdas la oportunidad de usar el talento de tu equipo con nuestras libretas o post-it ESCOLOFI para encontrar soluciones innovadoras.

Yo me cambio al Brainwriting, ¿y tú?